Esta broma se sucede en un ambiente muy romántico, una escena de pareja en un jacuzzi que, lamentablemente no tiene un final feliz. Eso sí, menos mal que todo es una broma, aunque probablemente alguien lo haya vivido ¡en un momento real!

Si te ha gustado este vídeo no te pierdas “Problemas intestinales ¡en el ascensor!“.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here