Si recuerdas la época en la que estudiabas, o si aún estás estudiando, seguro que hay el típico graciosillo en clase. Bien, pues en los exámenes también se hacen notar. No es que a nosotros no se nos haya ocurrido nunca una respuesta original, es que somos más serios. ¡Las risas que se deben echar los profesores cuándo corrigen! Si es que les das una alegría y todo.

¿Has hecho algo de esto alguna vez? ¿Conoces a alguien que haya respondido algo gracioso en un examen? ¿Cuál te ha gustado más? ¡Cuéntanoslo!

 

A ver si se atreve a suspenderme…

examen1

 

Qué pregunta más tonta

examen2

 

¡Oh vaya! Había entendido otra cosa…

examen3

 

Dios es la respuesta a todo

examen4

 

¡Qué fácil era!

examen5

 

Dibuja bien…

examen6

¿En serio?

examen7

 

Optimismo ante todo

examen8

 

10 Comentarios

  1. En la pregunta del huevo y el cemento, el profesor debería volver a la escuela para aprender a redactar en español, ya que debió decir: ¿Cómo podrías dejar caer un huevo, sin romperlo, en un piso de cemento?

    • En realidad la forma en la que está redactado es sintácticamente válida, sólo que ambigua. El sentido común nos dice que se refiere al huevo, la picaresca del alumno dice que se refiere al cemento. No creo que ningún profesor redacte un examen pensando en las posibles interpretaciones de una frase por parte de un alumno que se sabe suspenso antes de empezar el examen.

  2. Recuerdo una vez cuando iba en la secundaria que no me sabía la respuesta en mi examen de química y (soy de México) respondí “José María Morelos y Pavón”, “Miguel Hidalgo y Costilla”. Entre otras cosas: “chocolate”, “chayote” etc

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here