Los perros están dispuestos a jugar en varias ocasiones, pero si están tranquilos y quieren su espacio ¡no los molestes! ¿Sabes por qué? Porque pueden reaccionar de esta manera y el que terminará mal ¡serás tú!

Si alguna vez te ha pasado algo así ¡cuéntanoslo!

https://youtu.be/7wdKC9aEqng

¿Te ha gustado este vídeo? No te pierdas “A este perro ¡le encanta el tobogán!“.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here