Los osos polares son animales que cuando se hacen adultos son agresivos, feroces y solitarios. Pero cuando son pequeños la verdad que son preciosos, cariñosos y parecen peluches con ganas de que los achuchen. Además, cuando ves que intentan aprender cómo funciona el mundo pero que aún no terminan de comprenderlo, ¡es aún más adorable!

En Supergracioso hace unos días te mostramos un vídeo gracioso de un oso panda que descubre la nieve por primera vez pero hoy queremos que veas este otro vídeo en el que un oso polar aprende a andar. ¿Verdad que es precioso?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here