Los bebés empiezan a hablar a partir del año y medio aproximadamente y, mientras aprenden a hablar, ellos se comunican con nosotros mediante gritos, ruidos y risas. En ese momento, la conexión que un bebé puede tener con un perro es brutal pues ambos pueden entenderse sin necesidad de usar el lenguaje humano.

Hoy en Supergracioso vamos a demostrarte que esto es cierto con este vídeo divertido en el que unos bebés hablan con sus perros; hace unos días te mostramos imágenes graciosas de niños que son un poco traviesos pero hoy queremos que conozcas a estos otros que son y serán unos parlanchines.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here