La dueña de este perro alucinó cuando, a los pocos meses de edad, el Husky empezaba a hablar y a intentar comunicarse con su familia. ¿El resultado? Un perro super parlanchín que te provocará auténtica risa. En Supergracioso nos gustan mucho las historias de cachorros y hace unos días te mostramos un vídeo de un cachorro intentando aullar pero hoy queremos que conozcas a este gracioso Husky que su único problema es que ¡no calla nunca!

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here