Como bien dice la frase que todos conocemos:

Nunca pierdas al niño que llevas dentro

¿Por qué cuando crecemos perdemos esa alegría que teníamos de niños? Porque nos enseñaron a comportarnos bien. Pero, sinceramente, disfrutar y reír no se encuentra en el «comportarse bien» sino en los momentos en los que haces lo que te apetece sin miedo a lo que puedan pensar los demás y ¡vaya cómo lo disfrutas!

Eso mismo les ha ocurrido a los siguientes protagonistas de estas imágenes. Porque muchas veces debemos dejar de lado cómo debemos comportarnos de acuerdo a nuestra edad y ¡disfrutar de la vida!

adulto1

adulto2

adulto3

adulto5

adulto6

adulto7

adulto8

adulto9

Imagen4

adulto10

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here